Puertas correderas - Aplima

Vaya al Contenido

Menu Principal

Puertas correderas


EN ESTILO MODERNO


Los armarios de puertas correderas en estilo moderno se definen de tal modo por el formato de sus líneas, así como por los materiales que las componen. Predomina la línea recta, formando volúmenes muy simples, de fácil percepción y gran rotundidad. Tonos claros y luminosos, así como oscuros muy predominantes. Atrevidos, imaginativos, abiertos a combinaciones arriesgadas.

Los marcos de aluminio plata mate, muy finos, también pueden presentarse rechapados e, incluso, lacados en cualquier color liso a elegir.

Otra versión diferente son los espejos, que pueden ser plata, gris, bronce… y sus versiones mate sin reflejo. Éstos últimos nos aportarán una gran luminosidad y sensación de espacio, sin aportar el reflejo propio de los espejos normales.

No hay que olvidar la gran importancia que tienen las melaminas en éste tipo de estilo, ya que, siendo materiales económicos, nos ofrecen amplias posibilidades de decoración en colores lisos e imitaciones a maderas teñidas en colores. Además, resisten a los productos de limpieza más agresivos, con lo cual son muy adecuados para habitaciones juveniles, al ofrecernos la posibilidad de poder limpiar cualquier mancha sea tinta, adhesivos o cualquier otro producto.


EN ESTILO CLÁSICO

El estilo clásico o más intemporal se plasma en composiciones enriquecidas con molduras y cornisas, Puede constar de marcos rectangulares en madera incrustada, o también dibujos realizados con incisiones que pueden acabar en arco en la parte superior, formatos lineales imitando a ensamblajes de tablas, y cualquier dibujo artístico.

En éste tipo de diseño son importantes las maderas, más o menos porosas, de vetas más o menos marcadas, las cuales nos determinarán el tipo de decoración que estamos buscando. La madera de cerezo, roble, maple… nos permitirá conseguir diferentes presentaciones que determinen el aspecto final del mueble.

Los barnizados especiales tienen gran importancia en el estilo clásico, pudiendo aplicarse sombreados con pátinas, presentaciones salpicadas, acabado envejecido en aristas… para conseguir esa puerta que nos ayudará a conseguir esa habitación de aspecto acogedor enriquecida con tapicerías, cortinas, cojines… más íntima y hogareña que la de diseño moderno.

Pueden asimismo enriquecerse con costados con puerta y zapateros en su interior, así como chaflanes que suavizarán la línea de los costados, especialmente en entradas de habitaciones.

Regreso al contenido | Regreso al menu principal